lunes, 19 de febrero de 2018

LAS ROSAS “ZOMBI” DE ECUADOR...EN OTAWA






Había  pasado tres días arropada por la más calurosa de las sonrisas, de la generosidad sin límite, de la delicadeza extrema: ¡mis amigas de OTTAWA!
Hoy, en medio de esta feria de rosas “amorosas” (del pobre San Valentín) me ha venido a la memoria sus palabras de despedida en su maravillosa floristería aquella tarde a la vuelta del parque de GATINEAU.
“Mira,  escoge una “rosa eterna”. ¿Sabes? La pones en tu escritorio, no tienes que echarle agua, va a quedarse así hasta que vuelvas con nosotras. Cada día la admiras con embeleso y pronuncias nuestro nombre. Tus palabras llegaran hasta nuestro corazón. “
La guardé como joya en mi mochila y allí está en mi escritorio esperándome.
Ni idea tenía yo de esas “rosas eternas”; yo me había quedado en las flores de tela y de las que secábamos envueltas en papel de seda en los diccionarios y en los tomos de las enciclopedias, las que  tenían la suerte de poseerlas .
Algo me explicó mi amiga Peggy que me encendió la imaginación y aquí estoy buscando e INFORMANDOME (para roña  de algunos) del proceso que permite “matar” a las suntuosas rosas ecuatorianas, para hacerlas volver a la “vida” con todo su esplendor; zombis bellísimas de todos los colores imaginables, de una tersura incomparable y delicadamente perfumadas.  
¿Cómo?
El secreto está en la GLICERINA. Y ahí se me ponen los pelos de punta porque, las rosas recién cortadas, son sometidas a un baño de agua tibia con glicerina/liquido de origen vegetal… hasta que sube por sus venas y las mata suavemente. Dicen.
“Revividas” las rosas, pueden ser utilizadas para toda clase de decoraciones y recordatorios. Su precio varía entre  2$ USA y 30$ USA, pudiendo personalizar los encargos a gran escala.
ECUADOR, segundo exportador mundial de rosas frescas de tallo largo, alcanza los 800 millones de $ USA contra 15 millones de las ROSAS ETERNAS.
De momento.
La crisis lo decidirá.

FOTOS: Cortesía de GOOGLE


martes, 6 de febrero de 2018

LAS ISLAS SAINTE HELENE Y NOTRE DAME, PARQUE DE LA BIOSPHERE










“Nunca cambiaras las cosas luchando contra la realidad existente. Para cambiar algo, construye un nuevo modelo que haga obsoleto el ya existente.”
Buckminster Tuller (Arquitecto, investigador,)
Es domingo. Salgo temprano en el metro hasta Jean Drapeau en medio de una nube de risas, cuchicheos, discretos abrazos, mochilas en ristre. Los profes acompañantes marcan el ritmo. Y todos, ahora corriendo, a apoderarse del bus que nos llevaría a Notre Dame, a la BIOSPHERE.
Estas dos islas forman el PARQUE JEAN DRAPEAU, que fuera alcalde de Montreal en el año 1967, fecha de la EXPOSICION UNIVERSAL DE MONTREAL. Durante su tenencia se llevaron a cabo las obras de consolidación de la Sainte HELENE y la creación de la isla de Notre Dame con las 28 mil toneladas de tierra de las excavaciones del metro. Tras la Expo, el pabellón de EEUU fue donado graciosamente a Canadá y desde entonces ha sido sede de numerosas instituciones y hasta victima de dos catástrofes: el fuego devastador en 1976 y el hielo en 1998 que dejó la construcción en ruinas.
Se trata de un edificio de estructura geodésica basada en el triangulo concebida por el arquitecto, INVENTOR… norteamericano BUCKMINSTER  TULLER, de 200 pies de alto, recubierto  por una cúpula de acero y 1900 paneles acrílicos, considerada en su tiempo una maravilla arquitectónica. El ESCALATOR  de 37 m de alto causó gran sensación en la época.
Finalmente comprado por el Departamento del Medio Ambiente, alberga hoy el Museo  del Medioambiente: clima, agua, aire… para sensibilizar e informar a los ciudadanos de todos estos desafíos actuales que atentan al planeta.
Desde las plataformas superiores la vista de Montreal es insuperable.
En estas islas del archipiélago HOCHELAGA  que “pertenecieran” a la familia Le Moyne hasta 1818, todos los ciudadanos de Montreal pueden practicar su deporte favorito: bici, patines, natación, remo olímpico, carrera…y una sendas encantadas por donde olvidar la grisería cotidiana.


¿Que te va el vicio? Pues nada, ¡adelante! Aquí, en el magnífico pabellón francés de la Expo del 67 han instalado el mayor casino de Canadá, cinco pisos, abierto las 24 horas del día a mayores de 18 años. Café y té gratis a discreción, restaurantes de todo tipo y para todos los bolsillos para recuperar fuerzas y animo en el juego y un  pantagruélico buffet que dio lustre y esplendor al día de mi cumpleaños.
¡Mucho sabía este dios de Moisés de la gula!
Y es que el asunto de los casinos da mucho juego en Canadá. Los hay de todo tipo, desde los “charities casinos” hasta los puramente comerciales, y, sin olvidar, los casinos en las reservas de las FIRST NATIONS, como el casino RAMA que esta posicionándose en segundo puesto nacional y, hasta el de los MOHAWAKS a 10 millas de Montreal: KAHNAWAKE, “modelo” de E-GAMBLING viento en popa con un 50% de empleados aborígenes.
La ley en Canadá, a diferencia de EEUU, no está clara para las FIRST NATIONS y su derecho a establecer negocios de “juego”. Han de solicitarlo y debe ser aprobado por el Tribunal Supremo de Justicia, largo y costoso pleito.
Pero, este movimiento es imparable ya que este sector ha emergido como uno de los más importantes motores de la economía aborigen a través del país que aporta cientos de millones de CA$ a las Comunidades y permite financiar escuelas, hospitales, vivienda…recuperar la dignidad y la autosuficiencia. Dicen.
Abandono este templo de la suerte embotijada de dulcerías. Difícil avanzar por los senderos cortados, invadidos por obreros que instalan barreras para el circuito Formula 1 del GRAN PRIX DE CANADA, que tiene lugar cada año a primeros de junio.




En verano, en julio, la gran competición de fuegos artificiales: L’International des Feux Loto-Quebec, impresionante espectáculo piromusical de larga tradición en Montreal que atrae a millones de personas. La compañía española RICASA  ganó el primer premio en 2016. ¿Serán valencianos? Me entero. Pues sí, de pura cepa y con muchos trofeos a la espalda.



Y ya en agosto el gran festival musical (indie)-artístico OSHEAGA  en cuatro escenarios con decenas de miles de espectadores.



Y ahorita mismo, el gran festival “LA FETE DES NEIGES”, actividades al aire libre para las familias en cuatro fines de semana, para descubrir y gozar de las delicias del invierno. Dicen.
Además, de entrada y algunas actividades gratis. Otras novedades a precios modestos para que todos puedan participar. Pases familiares, promoción del transporte público “FAMILY OUTING” y todos a la nieve.
Para terminar con tanto regocijo quiero traer a la memoria el recuerdo del campo de prisioneros establecido EN LA ISLA DE SAINTE HELENE durante la segunda GUERRA MUNDIAL: 350 alemanes y 150 marinos mercantes italianos... y algunos judíos que fueron liberados poco después como refugiados, de doble nacionalidad que vivían en Escocia.
Este campo de prisioneros fue cerrado por malos tratos como tantos otros en CANADA.




 (Adivinen quien esta en la iglesia MADONNA DELLA DIFESA en la Little Italy de Montreal...) Ah!

Hoy en día, en el STEWART MUSEUM, en lo que fuera  el ARSENAL del fuerte construido por los ingleses en 1820 para defenderse de los ataques de los americanos (EEUU) es un museo de historia privado.
Fundado en 1955 por David Macdonald Stewart expone documentos, mapas, libros, armas, instrumentos científicos… de la época colonial francesa hasta la creación de Canadá.
Siguiendo su vocación didáctica propone diversos recorridos y actividades para estudiantes desde la maternal a la universidad, adultos y futuros profesores, para conocer la historia de Canadá y fomentar el espíritu crítico.
En el recientemente organizado “INTERNEMENT CAMP S/43 : A VIOLATION OF RIGHTS AND FREEDOMS?”  explican con documentos reales este capítulo a veces olvidado de la historia de Canadá, para luego, en un “juego de roles inmersivo”,  poder sentir las condiciones de vida de los prisioneros traídos de Escocia como enemigos extranjeros.
Después, ya todos juntos, reflexionan sobre la privación de los derechos civiles en tiempo de guerra y la situación en el presente.
Esta magnífica iniciativa ha sido fruto de la investigación de MARYSE BEDARD para una maitrise de Historia en la universidad de QUEBEC con el apoyo del MUSEO STUART.
¡Qué buen ejemplo para revelar la HISTORIA OCULTA de nuestros países, para hacer reflexionar sobre el pasado desde este presente convulso!

FOTOS: Cortesía de GOOGLE



                                                                                                                                                                                                                                                                                 


domingo, 28 de enero de 2018

MONTREAL: LA “NADA” MARAVILLOSA











Nada, nada de Greyhound me digo en la cola de los autobuses Ville de Québec-Montreal. Me compraré un pasaje con la compañía Orleans, que me la han recomendado con entusiasmo. Todo nuevecito esta vez me dispongo a pasar tres horas admirando el paisaje a lo largo del río Saint Lawrence, soñando que entraban Cartier y sus hombres a la búsqueda de El Dorado para no ser menos que los españoles.
Llego a MONTREAL, esta isla de 500 km que fuera capital comercial de Canadá hasta los años 70, en que Toronto le arrebató su liderazgo. Sin embargo, todavía es muy importante la industria aeronáutica, farmacéutica y diseño. Con sus 25000 profesionales en un sector tan creativo que genera el 34% de los beneficios económicos del sector cultural, ha sido declarada por la UNESCO “CIUDAD DE DISENO” en 2006 (una de las 180 en el mundo), y lejos de estar al servicio de las élites, tendrá por objetivo mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.
¡Ah!
Subo por la BERRI hasta la serpenteante SHERBROOKE y llego al GITE DU PLATEAU MONT- ROYAL, calada hasta los huesos. ¡Agradabilísima sorpresa! Este gite ocupa una casa antigua restaurada admirablemente, con espacios comunes bien ambientados, cocina bien provista y mi habitación en un sótano paradisiaco: luminoso, tranquilo, con la calefacción estilo inferno, que yo cierro con todas mis fuerzas cuando mis vecinas japónicas salen de garbeo para no morir asfixiada.
Esta tarde me dedicaré a explorar el entorno, a buscar un super amigo y prepararme la cena antes de que aparezca la savia joven con sus trajines.


Mañana, que espero que pare la lluvia insidiosa, saldré de mañanita a las islas de Santa Helene y Notre Dame antes de que lo corten todo para el GRAND PRIX DE CANADA.
¡Natura Natura Natura!


FOTOS: Cortesía de GOOGLE

viernes, 19 de enero de 2018

WENDAKE: territorio de los HURON-WENKAT (QUEBEC)








Es domingo y una neblina plateada viene a despertarme: son las seis de la mañana del día que he decidido consagrarlo a LA RESERVA WENDAKE, TERRITORIO DE LOS HURON-WENDAT.
Hasta el momento me había resistido a “visitar” este tipo de territorios asignados por el gobierno federal a los desposeídos indios  que no vencidos, los autóctonos, como dicen ellos, en Columbia Británica y Alberta. Aquí, en QUEBEC, me aseguraron que era distinto, que era una de las comunidades autónomas más dinámicas y florecientes del país. Veamos. Me dije.




Ocho km en el bus-navette  de turismo WENDAKE; 10 ca$ i/v y mucho más rápido y conveniente, me dice la jovencita en prácticas en la oficina de turismo.
Llegamos a LORETTEVILLE, el barrio de QUEBEC donde está enclavada la reserva HURON-WENKAT y capital de su territorio ancestral: NIONWETSIO. El bus nos deja frente a la sencilla iglesia católica de los tiempos misionales rodeada de casas de madera tradicionales coloniales y bungalows estilo yanqui. Los negocios están cerrados  y no se ve ni un alma por la calle. Un enorme cartel indica  el camino al hotel-museo y poblado Wendake por una especie de avenida flanqueada por pomposos dormidos bungalows de jardines inmaculados. El sol golpea inmisericorde en estos dos km de  acceso enemigo de los pie a terra y yo sin mi paraguas bengalí engañada por los fríos matutinos. Llegando, algunas mujeres mayores, blancas - mestizas  se aprestan a sacar  sus vehículos de los garajes. A la derecha lo que parece ser una serrería o taller de carpintería donde están descargando un camión. Luego me enteraría de que una de las empresas florecientes de la reserva, es esta la que fabrica y exporta RAQUETAS DE NIEVE a USA y la CCEE.
Por fin aparece deslumbrante ante nuestros ojos el TEE PEE-MUSEO  con sus palos señeros apuntando a ese cielo maltratador. La entrada por el hotel es una experiencia sorprendente. Construido en 2008, este hotel boutique donde priva la madera color de miel, está decorado sobriamente con pieles, artesanía y obras de arte  de esta Nación. La luz entra a raudales por las cristaleras iluminando la sonrisa de las jovencitas que acogen en recepción. Un juncal muchacho achinado pelo de ébano bruñido  atiende en el mostrador de información, mi debilidad, y allí me dirijo.
El me explica en su medio francés comunicador que es un INNUIT, ESQUIMO, que dicen los franchutes y que está estudiando carpintería en esta comunidad y que además ayuda en el hotel. Me da algunas informaciones sobre el Museo.
“Gracias, ha sido un placer”. Le digo antes de instalarme en el lobby cerca del fuego para consultar el plano.
Hay una serie de caminos marcados con la huella de oso, atravieso la pista de bicis y llego al poblado tradicional, una fiel reproducción, de LONG HOUSES rodeado  por una empalizada. Mas ofrecimiento de tours, descubrimientos, actividades, y toda serie de “inmersiones culturales” no a mi alcance. Así es que salgo y me dispongo a llegar al Parque LINEAL del rio SAINT CHARLES, donde se puede caminar a las dos orillas por senderos umbrosos y encantados, 32 km, hasta su desembocadura en el gran SAN LORENZO. La cascada KABIR KOUBA, de 28 metros, es un prodigio de gracia sino de fuerza.
Más tarde me enteraría por mis propios medios que esta Nación HURON-WENKAT es originaria de la región de los grandes lagos, de donde fueron expulsados por sus enemigos los IROQUESES (aliados de los ingleses y armados por ellos para competir con los franceses en la lucha por el territorio).
Parte de la tribu se fue hacia el norte con los franceses, hacia Montreal y Quebec; muchos se convirtieron al catolicismo, se mezclaron con los europeos y adoptaron sus costumbres, nombres y apellidos.


Estudiaron en internados “civilizadores” y los que alcanzaban un título universitario perdían su condición de “indio” y entraban a formar parte de la “gran nación canadiense” con todos los derechos, pero perdían las subvenciones y “privilegios”….reconocidos por los TRATADOS ORIGINALES CON LA CORONA INGLESA.

¿Y las mujeres? Pues si se casaba con un francés, con un blanco, perdía su condición de “india”.
No podían celebrar sus ceremonias ni vestir sus trajes tradicionales. Sus chamanes eran perseguidos y su cultura menospreciada…
No pudieron votar hasta 1960.
Así se estipula en la LOI SUR LES INDIENS, antigua LOI SUR LES SAUVAGES, que  ha sido revisada y modificada desde los años 80.

Me dicen que poco a poco van recobrando su identidad, su dignidad y sus derechos ancestrales. Unos grandes festivales de cultura indígena (POW WOW) se celebran en varias ciudades cada año con gran entusiasmo.





Han ganado ya varios procesos contra el GOBIERNO FEDERAL y siguen luchando por obtener el estatus que les es debido, por recuperar las tierras (al menos) que les fueron asignadas en los primeros TRATADOS con la corona inglesa…


Evidentemente no todas la NACIONES y comunidades luchan con el mismo empuje, pero recientemente todos parecen haber aceptado la importancia decisiva de la “unión” para lograr sus fines y doblegar al gobierno que siempre sembró la discordia, la envidia y la desconfianza.
“Diviser, pour mieux regner”
Que dicen los franceses… 

FOTOS: Cortesía de GOOGLE