martes, 29 de agosto de 2017

MOLENBEEK DE MANANA





 Brueghel II "San Juan"


 Les Begines



Era viernes por la tarde cuando llego de Brujas en el tren al Galia donde había dejado todos mis bultos. Parece que este fin de semana esta todo reservado.
"Solo podrá quedarse esta noche, a menos que alguien anule la reserva". Me espeta a modo de saludo el nuevo encargado que no tiene ni idea de mis tratos anteriores. "Bruselas está al completo, pero intentare buscarle algo conveniente".
Por la mañana me manda a la plaza ANNEESENS en un taxi que resultó de un belga casado con una cocinera asturiana, inmigrante de los años 60. Hombre cabal, dueño del taxi tras largos años de esfuerzo, amante de España, del norte, donde pasa las vacaciones de verano sin los sofocos del Mediterráneo. Le propongo que me lleve al aeropuerto el domingo pronto…
“No, no puedo. Los domingos ahora ya no trabajo. Mis hijos han terminado los estudios y trabajan. Ya no lo necesito. Tendrá que pedirlo por teléfono desde el hotel… es que este barrio…”

Pronto sabría de que barrio se trataba.
El hotel “recomendado” estaba situado en la parte alta del barrio, del MOLENBEEK, casi en la esquina de la plaza ANNENSSEN y el bulevar LEMMONIER. Es una casa antigua remodelada recientemente sin ninguna gracia, con un manager de nariz aguileña, desconfiado y secante, de ingles entrecortado de magrebí.
“Hay que pagar ahora”. Dice.
“Tengo que ver primero la habitación”. Digo.
Con el dinero se le suelta la lengua: “Vaya con cuidado, no vuelva por la noche, puede comer barato en Lemmonier, aquí cerca”.
En estas entra un africano cadenudo y trajeado; cachas y pelo abrillantado; diente de oro y dedos ensortijados que busca habitación single, dice. El manager insiste en que no puede traer a nadie ni de día ni de noche a la habitación y allí los dejo discutiendo, más bien repitiendo lo mismo cada uno por su lado.
Salgo y busco el chiringuito del bereber. Hasta terraza tiene, con los viejos parroquianos marroquíes jugando al dominó. Es un tipo fornido de ojos relampagueantes, dicharachero, de buen francés y ganas de regateo. Finalmente una hermosa mujer madura, pañuelo de flores a la cabeza, me preparara un menú de “amigos”.

¿Y MOLENBEEK?

 https://es.wikipedia.org/wiki/Molenbeek-Saint-Jean

Lo descubro y cuento.
Se tienen noticias desde el s. IX: pequeña aldea con un pozo milagroso que atrae a muchos peregrinos, el de Santa Gertrudis. Siguió rural e independiente hasta el s. XIII en que quedó anexionado a Bruselas. La suerte le sonrió con la apertura del canal BRUSELAS-CHARLEROIS a finales del siglo XVIII y con un pequeño puerto y más tarde hasta con tren, se convirtió en “la pequeña Manchester” aglutinando la clase trabajadora belga y los inmigrantes de Italia y otros países mediterráneos.

 No duraría su buena estrella.
Con las crisis del siglo pasado Molenbeek perdió su industria y se ha convertido en un municipio (ahora independiente) de los más pobres de Bélgica. Los distritos de la parte baja, cercana al canal, con una población de subproletariado y una cota de musulmanes (llegados en los 60) que alcanza ya el 35/40 % y, con el 40 % de jóvenes musulmanes (turcos, marroquíes, tunecinos) fuera del mercado de trabajo es un foco de radicalización y violencia. 20 mezquitas contadas en la zona con imanes extranjeros SALAFISTAS. Dicen.

Por todos es reconocido que este barrio esta dejado de la mano de dios y sobre todo de la administración de Bruselas. La prensa lanza ataques encarnizados contra sus jóvenes que tacha de radicales, extorsionistas, drug dealers y todos los vicios que imaginarse pueda.
Empiezan con la letanía…
El que asesinó a MASSOUD… de Molenbeek.
Los del ataque de MADRID…de Molenbeek.
Los de CHARLY, los de NIZA, los de PARIS…de Molenbeek! “Un paraíso seguro para los terroristas”.
La policía lo achaca a falta de efectivos…no pueden vigilar las 24 horas del día a los más de 8000 potenciales terroristas.



¿Qué le deparara el futuro a este barrio populoso ( casi 100 000 ha.) preso de la desesperación, cuyo único solaz se encuentra en las garras del radicalismo?
El Ayuntamiento intenta paliar las carencias organizando cursos, charlas y actividades integradoras pero se declaran impotentes ante la magnitud de los problemas.

Sin embargo, Molenbeek no es solo eso. La parte alta del barrio acoge a gentes deseosas de cambiar esta imagen tan negativa, implicadas en la ayuda social y descubrimiento y participación de culturas como medio de convivencia.

 http://www.bruxellons.be/




Desde mediados de julio hasta septiembre se desarrolla el FESTIVAL BRUXELLONS en el KARREVELD CASTEL (adquirido en ruinas a la familia Villegas por el municipio en 1930) con teatro, circo, magia…en el parque, el patio, las terrazas, en la granja.
El problema es que no está al alcance de la mayor parte de la población: Mínimo 16 euros para cada espectáculo y el buffet a 21 euros. Bar y café en consonancia.
¿Cuántos pueden soñar con atravesar sus puertas? Eso, suponiendo que estén al tanto y que les interese.
¿Y de parte de la población musulmana existen proyectos, acciones, gente comprometida dispuesta a luchar contra la ignorancia, el aislamiento, el adoctrinamiento y el terror?

Sí.
TENEMOS a Azziza El Miamouni, de origen marroquí, que junto con otras 300 madres, van de casa en casa visitando familias aisladas, explicando, ayudando a otras mujeres. Se reúnen en plazas y sitios públicos, luchan contra la radicalización de los jóvenes.

TENEMOS a Ras El Hanout, que en su escuela de teatro LÉpicerie ha montado un centro cultural sin ánimo de lucro donde los jóvenes pueden venir con sus amigos, hacer reuniones, actuar, escribir sus propias obras de teatro, proponer actividades lúdicas y aprender, formarse con LA TALENTED YOUTH NETWORK, todo gratis.





Su obra “DE BRUXELLES A LA MECQUE” ha conseguido llegar al público a pesar de tratar de un tema sensible.
Y TENEMOS el CIRCUS ZONDER HANDEN, donde niños de diferentes culturas aprenden juntos el camino del progreso y la integración. La tarifa va de 5 euros a 20 por semana.
 https://vimeo.com/113703767



Y ADEMAS TENEMOS EL CollecActif que lo forman un grupo de personas con el objetivo de crear un sistema de solidaridad horizontal, instalando una estructura de recuperación.
Y otros, muchos otros que insisten en que MOLENBEEK es un municipio vivo, joven, dinámico, cambiante y emergente que precisa ayuda para recuperar su alma, su imagen oscurecida por el sensacionalismo de los medios de comunicación y el derrotismo oficial.


¡Suerte para todos ellos!

MOLENBEEK SE LO MERECE.


FOTOS: Cortesía de GOOGLE









jueves, 24 de agosto de 2017

MAROLLES Y SABLON BRUSELAS, CON BOTAS Y LA BOLSA PRIETA

































Hoy aparezco en el aeropuerto de Bruselas cargada como una mula (primer pecado viajeril) dispuesta a pasar aquí dos o tres días. Y es que voy de paso aprovechando el "stop power" de Brussels Air. Cojo un taxi (segundo pecado, esta vez mortalisimo) para que me lleve al hotel Galia, allá abajo por MAROLLES.
Tras un sinfín de vueltas aterrizo en la plaza JEU DE BALLE con los ojos pegados al contador en un intento desesperado por paralizarlo. ¡Una fortuna, y la primera palabra semiamable del taxista!
Es pronto por la mañana, llovizna y hace un frio mortal. Es el Galia un hotelito familiar en una casa antigua de esta plaza que fuera mercado de ropa vieja y hoy el Rastro más famoso de Bruselas.
Me lo habían recomendado, por su precio, su limpieza y su opíparo desayuno bufet muy de agradecer para los mochileros jubilatas. El manager/dueño, un hombre joven con mucha mano izquierda y cargado de recursos.
Y contaré de MAROLLES.
 En los siglos XVII y principios del XVIII fue allí donde las hermanas MARICOLLES o APOSTOLINAS cuidaban a los leprosos y enfermos de la peste. fuera del recinto de la ciudad. Allí estaba el HOSPITAL DE SAN JUAN y allí moraban los más pobres de los pobres entre ciénagas y arenales. Más tarde, se “amenizó” una gran plaza para trasladar allí el mercado de ropa vieja, la plaza JEU DE BALLE y donde se organizaban los juegos de pelota.
Y a finales del siglo XIX, en el marco de “la grandeur” consideraron en las altas esferas que convenía a tan augusta ciudad y reino un PALACIO DE JUSTICIA digno de tal nombre. Y fue en la colina, de LOS AHORCADOS, EL GALGENBERG, donde posaron sus ojos para mayor escarnio y burla de los marolliens. Demolieron parte del barrio, desplazaron sin contemplaciones a la gente al BARRIO DU CHAT y solo, como siempre, los poderosos, en este caso los SENORES DE MERODE y sus burgueses recibieron jugosas compensaciones.
Así llegamos a 1969 cuando los planificadores se disponen a demoler cinco manzanas en MAROLLES que calificaban como insalubres pero que sin embargo era el hogar de muchas familias paupérrimas. Esta vez no lograron sus propósitos. Gracias al cura y sindicalista J. VAN DER BIEST, figura carismática de este barrio de subproletariado y un 30 % de inmigrantes, ganaron el pleito: el gobierno rehabilitaría los edificios a favor de los habitantes. Además se creó la ARAU con abogados, arquitectos y activistas para luchar contra la especulación y el despojo ciudadano. En 2006, allí empezó la revolución…







¿Cuál será el destino de MAROLLES?
Desde hace unos años los habitantes del barrio asisten impotentes a un creciente fenómeno de “sablonizacion”: Cada taberna, cada casa, cada tienducha que cierra es adquirida inmediatamente por los comerciantes de SABLON que extienden sus negocios con mínimas inversiones. 
  “Esto no es “Bruselas”. Dicen. Este es un barrio con un clima especial, autentico y contestatario desde el siglo XVII, que lucha como un solo cuerpo contra la administración y sus modernizadores para que no les borren del mapa, hasta teníamos nuestro propio “dialecto”, el ZWANZE . Dicen. 
Ya bien “marolleada” decido que hoy será día de la JUSTICIA y la IGLESIA. ¡Qué mayores poderes terrenales!
Salgo del Galia a la derecha, el café de las ostras marsellés esta de limpieza todavía, atravieso la calle BLAES, subo por la callejuela de LOS ZORROS hasta la gran rue HAUTE y busco el supermercado Carrefour para aprovisionarme. Sigo subiendo por estas callejuelas desérticas remanente de la Edad Media y, por un lateral, la rue AUX LAINES, llego a la plaza POELAERT donde está implantado este gigantesco PALACIO DE JUSTICIA.
Cúpula refulgente (24 ton de cobre), columnas corintias, dóricas, eclcticas…, escalinatas barrocas; personajes togados por doquier; una jungla de salas, salones y corredores donde se podría condenar a la múltiple y una Europa de hoy en día. Por todos los sitios andamios y obreros trabajando; la restauración es un pozo sin fondo.
Salgo. Desde la terraza de la plaza la vista de la ciudad es esplendida, recobro el aliento de tanto ajusticiado y enfilo la calle de LA REGENCE hasta la iglesia NTRA. SRA. DU SABLON, que es allí de donde parte la gran procesión de OMMENGANG en julio.
Cuento. Era LES SABLONS, como su nombre indica, una zona de humedales y arenales extramuros y lo que hoy es la plaza GRAND SABLON era un terreno llano desértico donde ponían a secar la lana, fuente del emporio textil belga….Hoy este barrio de Bruselas es sinónimo de comercio de lujo y grandes negocios de antigüedades.
Es esta una iglesia de estilo gótico flamenco del siglo XV, con altísimas columnas sin capitel y profusión de “mujeres”estatua en la entrada principal. Un convento cercano cedió estos terrenos al gremio de los ballesteros (arbaletriers) para construir la capilla primitiva, mas tarde fue destruida por los calvinistas, a finales del s. XVI y fue restaurada completamente hace unos años tras ser liberada de los edificios que habían sido adosados con los años ilícitamente.
Pero, ¿Cuál es la historia de esta virgen negra de Sablon?
Existen muchas VIRGENES NEGRAS por el mundo, sobre todo en la zona mediterránea de Francia y se dan diferentes explicaciones y leyendas.
Aquí se cuenta que una devota de Sablon, Beatrij    tuvo un sueño en el que le ordenaban ir a Anvers, robar una virgen y volver con ella a Sablon para entronizarla… Dicho y hecho. Beatriz robó la virgen morena delante de las narices del sacristán, que por falta de cooperación fue convertido en estatua de sal por la mano de Dios; llevó junto con su marido la virgencita en barco a Sablon y la depositó en la iglesia al cuidado de los arbaletriers como le había sido encomendado.
Pero dejémonos de legendas y admiremos el magnífico pulpito de madera roja tallado por MARC DE VOS, conocido como “silla de la verdad”, para los agustinianos y que vino a parar por azares del destino a esta iglesia.
El OMMENGANG 2017 se celebró a primeros de julio con toda pompa y esplendor coincidiendo con la celebración de la llegada de Carlos V a Bruselas.




He notado en varias ocasiones la admiración y hasta el amor de los belgas por Carlos V, celebrando su astucia y generosidad, su buen gobierno y conocimiento del corazón del pueblo flamenco.
Pero eso será para otro día.

FOTOS: Cortesía de GOOGLE    


miércoles, 16 de agosto de 2017

BIJGAARDEN (CASTEL VAN GROOT), PARAISO DE LOS TULIPANES






















De todos es conocido el KEUKENHOF GARDEN cerca de Delf en Holanda. Yo misma me quedé extasiada cuando en uno de mis viajes de retorno decidí pasarme por Ámsterdam y entre canal y desmadre en la Gran Plaza escaparme un día a contemplar la más grandiosa exposición de flores del mundo, o eso pensaba yo transida de tanta belleza.
Yo ya sabía que el día seis de mayo sería el último día de FLORALIA. Aterrizo en el Gala, allí por la plaza du Jeu de Balle, me informo de los autobuses para llegar a este pueblo del castillo situado a 7 km de Bruselas, Dilbeek, y de mañanita salgo dispuesta a tulipanearme por todo lo grande.
Hay que andar dos km antes de dar con la especie de garita que vende las entradas: 10 Euros para los seniors y puede subir a la torre del homenaje, la vista es esplendida, hasta el Atomiun se puede ver. Dice la jovenzuela muy en su papel de guía.
Atravieso un puente de cinco arcos del s. XVII que da acceso a la entrada fortificada del s. XV de este castillo renacentista. El ladrillo rojo contrasta con la piedra blanca del encuadre de las ventanas y los tejados de pizarra. La pequeña capilla se conserva intacta desde hace 300 años y hoy, con la profusión de flores y su pequeño retablo dorado, parece sacada de un cuento de hadas.
Es un parque de 14 ha. con arboles majestuosos, un lago en una hondonada, parterres y un invernadero de 1000 m2.
Bajo el patrocinio de numerosas compañías de floricultura belgas y holandesas se han plantado, a mano, un MILLON de bulbos de primavera: TULIPANES, NARCISOS Y JACINTOS, que florecidos, forman unos tapices multicolores de una belleza indescriptible. Sumergida en ese océano de colores y formas exóticas uno solo acierta a respirar y mantenerse en vida para seguir gozando de este sublime regalo para los sentidos. ¿Qué importa la lluvia? ¿Qué importa los ladridos del conductor del autobús? ¿Qué importa la mirada aviesa de ese viejo consumido que parece escatimar sus palabras?
¡Luz, color, brillo, pétalos de seda…! 400 variedades de tulipanes haciéndonos guiños, seduciéndonos con su gracia alada.
Sigo el sendero de la izquierda y llego al invernadero de 1000 m2 de las flores más exóticas en arreglos sorprendentemente refinados. Salgo y me dirijo a la torre del homenaje, de 1327. Restaurada impecable se alza gallarda sobre sus muros de casi dos metros de espesor hasta 30 metros de altura con una vista esplendida de la región.
¿Y para terminar?
El castillo, que se puede alquilar para eventos privados “memorables” y con una capacidad de hasta 600 invitados permanece cerrado a cal y canto. No así la minúscula capilla donde resplandece un retablo dorado y los arreglos florales de orquídeas del maestro Hans Danko le dan un toque de ensueño. A la salida espera la carroza de la Bella Durmiente.
No podré quedarme hasta la tarde para asistir a los juegos venecianos: una especie de desfile de carnaval de época por los amplios caminos del parque añadirán su magia al encanto de las flores.




“Paris, bien vale una misa”. Dicen que dijo Enrique de Navarra (hugonote), aspirante a rey de la catolica Francia.
“Floralia, bien vale congelarse en este pueblo perdido”. Y lo digo bien alto bajándome del maldito autobús engañoso, dispuesta a esperar a remojo al que tenga a bien llevarme al centro de Bruselas.

FOTOS: Cortesía de GOOGLE
  .