miércoles, 2 de agosto de 2017

DE VUELTA AL ZOOLOGICO MEJOR SURTIDO



 Adivinad, adivinad el nombre...










El día anterior se había pasado toda la mañana intentando animar a los dos hombres que, amables ellos, habían decidido venir esa mañana de sábado a mi casa a limpiar la huerta. Con las lluvias persistentes parecía aquello la selva amazónica, hasta la viña del vecino, siempre medio anémica, había traspasado su linde y llena de uvas en agraz se abrazaba lujuriosa a cardos, ortigas gigantes y zarzales pinchudos. Al árbol de las culebras como le decíamos cuando pequeños, el SAUCO de la entrada, le habían crecido varas como flecha y había desparramado su simiente propiciando nuevos retoños.
 "Esto habría que cortarlo dos veces al año, al menos no estaría así de enzarzado" dice el que va con la desbrozadora gigante como tanque oruga.
Sí, pienso para mis adentros. Haría falta... con tiempo, con dinero...
Y así siguieron con un ruido infernal y un gas asfixiante cambiando pita y cuchillas hasta la una de la tarde mientras que yo preparaba agüita con limón azucarada no fuera cosa que se rebanaran un pie con la euforia de la cerveza.
“? Limpio como una patena, no?". Se van extenuados soñando con las vacaciones.
Gracias, pago y abrazos,!faltaría más! Que para eso una esta jubilada y puede permitírselo. !Jajaja!
Y tras horas de retrasos llego a mi casa de aquí con la amnesia activada y los huesos rotos. El zoológico me espera.
Los de la primera caja, la de los bípedos, me han echado un agua de cal en mis queridas plantas, dizque inadvertidamente y sin intención dolosa cuando sus obreros arreglaban el balcón. Mi AYANAR a caballo pareciera que hubiera llegado de la guerra de las galaxias, todo blanquecino, él que era rojo ferruginoso. El pequeñito, casi que ni lo veo disfrazado de concha marina. !Todo sin querer, claro!
Ya dentro, mi bípeda contratada y conocedora de la materia desde hace 20 años, ha dejado los grifos goteando, sin intención, claro, y, los baldes de plástico parecen una sucursal de los muelles de la Benedicta de mi tierra.
Las cucas cucarachonas se han asentado debajo de la fregadera en vista de que su aliada no ha pintado las barreras blancas envenenadas que las hace morirse patas arriba infladas como globos terráqueos.
! Perdón! Es que las odio!!!!
Después del exterminio, satisfecha, ya amaneciendo, me siento a la mesa tranquilamente contemplando mis palmeras ondulantes salvadas de la tragedia, la diefenbaquia un poco raquítica, que esta mujer no le ha echado bastante agua durante mi ausencia aunque jura haber venido hasta en domingo a cumplir con su deber. Y tengo que tragármelo impasible puesto que la necesito y , ella, es incorregible.
De repente siento como si alguien me mirara por la espalda, se me erizan los vellos y la imaginación se desata. ? Sera que alguien ha entrado por donde ayer vi cristales aplastados en la tapia?  Contengo la respiración. No oigo nada. Lentamente me doy vuelta temiendo lo peor cuando descubro unos ojos negrísimos redondos como botones de azabache, un pelaje canela brillante y un rabito al aire mañanero: una cría de BENDICAT, la atrevida, estaba a punto de entrar a saludarme.
Un chancletazo la hizo subir como un rayo por el tubo del aire acondicionado de los bípedos del primero.
Desde entonces sigo sin abrir la puerta del tercer patio.
? Y mis amigos los "pececitos plateados"?, los silver fish que dicen por aquí, amantes de los libros? y los grillos? Los perforadores de los bolsos y zapatos de cuero?
Y mis enemigos los cuervos? Que en volandas me rocían de su mierda (con perdón) como cal de pocero la entrada de mi casa y hasta mis plantas cuando les canta y se ponen culo en ristre en la baranda de la terraza.
Pero eso será para otro día, cuando vaya controlando la situación a la chita callando, que ya se sabe que los zoológicos están prohibidos.


Y ahora el zoologico particular. Comprensión, disculpas a los de estomago fragil, cierren los ojos.









FOTOS: CORTESIA DE GOOGLE

5 comentarios:

  1. y, amigos mios, quiero anadir un nuevo descubrimiento.
    Esta manana han venido los albaniles a arreglar una enorme grieta en la tapia del tercer patio y, cuando la han picado...se ha desmoronado un agujero que era la camara nupcial de toda una familia de ratas bendicat. Bien mullidita se la habian preparado! Recortes de papel, paja, cuerdas...
    Asi es que mi visitante del otro dia no se escapo por el tubo del aire acondicionado de los bipedos del primero...se fue a hechar la siestecita a su suite.
    Eso no me lo imaginaba yo!
    Es que una aprende cada dia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Pordiossanto! Lo de menos es el cuervo por mucha mierda que expanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cuervito es mi despertador al amanecer, culo en punta en la pared de la terraza. los otros animalitos van por sus rutas secretas jostidiando...

      Eliminar